Procesos de Liquidación Judicial


El proceso de liquidación judicial es necesario cuando la empresa está en un punto donde es inviable, es decir, irrecuperable debido a una situación económica donde el pasivo supera al activo de manera irreversible. Iniciar un proceso de liquidación judicial acarrea ciertos efectos como la disolución de la persona jurídica, la cesación de los órganos sociales y la imposibilidad de desarrollar el objeto social, entre otros. Con el proceso de liquidación judicial se pretende la protección de los acreedores de la empresa mediante la reasignación de recursos de esta y aprovechar al máximo el patrimonio del deudor para pagar sus obligaciones.
Imagen del Agente del Chat
Karen
Agente en Línea
Chatea ahora