SAGRILAFT, más que un manual

Autor: Sebastián Aguilera González

Junio 30, 2023
166
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.



El SAGRIALFT no puede limitarse a un manual sin herramientas prácticas para la empresa.

Desde la expedición de la Circular Externa 100-000016 del 2020, por la cual se modificó el Capítulo X de la Circular Básica Jurídica de la Superintendencia de Sociedades sobre Autocontrol y Gestión del Riesgo Integral LA/FT/FPAD, ha sido notable el aumento en el conocimiento generalizado que existe con respecto a los sistemas de autogestión del riesgo LA/FT/FPAD, siendo cada vez un tema más común entre las personas, no solo del medio jurídico y de auditoría, sino entre el general de la población. Sin embargo, pasados casi 3 años desde la expedición de la normativa de autocontrol y gestión del riesgo de la Superintendencia de Sociedades, es bastante el desconocimiento que existe sobre cómo debe funcionar y cuáles son realmente los elementos que componen un sistema SAGRILAFT, encontrando profesionales e incluso empresas que lo entienden como un simple manual que debe elaborar la empresa para dar cumplimiento normativo o para acreditar unas buenas prácticas empresariales frente a sus aliados. ¿Qué debe incluir el SAGRILAFT?

El SAGRIALFT, como cualquier sistema que pretenda permitir una correcta gestión del riesgo, no puede limitarse a un manual que por si mismo no permite una correcta aplicación del sistema en el día a día de las empresas.

Es por esto que para la construcción de un SAGRILAFT funcional y eficiente debemos tener en cuenta los elementos mínimos que debería contener cualquier sistema de gestión de riesgo. Por lo cual se debe resaltar que además del documento base de manual de procedimientos propio del SAGRILAFT, es necesario estructurar otros documentos o herramientas, entre estos: i) Las políticas, en las cuales se contemplen los principios o derroteros que guían a la organización para prevenir el riesgo en materia de LA/FT/FPADM; ii) La matriz de riesgo, como principal herramienta que nos permite realizar el proceso de identificación, evaluación, control y mantenimiento del riesgo, y; iii) Los anexos del sistema, los cuales son las herramientas que cada empresa diseña y determina para realizar actividades en concreto propias de su SAGRILAFT, como la matriz de monitoreo al sistema, formatos de identificación de contrapartes, formatos de denuncia, etc.

¿Matriz de riesgo?

La matriz de riesgo es tal vez uno de los elementos mas importantes del SAGRILAFT para las empresas, al ser la herramienta básica para la identificación, evaluación, control y monitoreo del riesgo, es necesario que sea construida con base en parámetros aplicables a la empresa y con un conocimiento propio de las actividades y los negocios que esta desarrolla, y así mismo, para su composición se debe contar con el apoyo de los colaboradores de la empresa, pues son ellos los que entienden de mejor manera el día a día de la compañía.

Es por esto que, a la hora de estructurar el sistema SAGRILAFT al interior de las empresas es importante contar con personal capacitado y calificado, que entienda y conozca los contenidos y elementos que requiere la implementación de este en las empresas, permitiéndonos construir un sistema práctico y funcional que pueda ser realmente aplicado a la actividad de la empresa, más que un manual para el archivo y publicación.

El enlace ha sido copiado al portapapeles.
166
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Imagen del Agente del Chat
Juan
Agente en Línea
Chatea ahora