El fair use y su trascendencia en el caso Warhol vs Goldsmith

Autor: Cristian Julián Cortés Ascencio

Octubre 21, 2022
142
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.

La Corte Suprema de EE. UU. resolverá próximamente un litigio de derechos de autor que enfrenta a la fotógrafa Lynn Goldsmith contra la Fundación Andy Warhol. La controversia recae sobre 16 serigrafías con retratos de Prince, creadas por el célebre artista Warhol, en 1984. Los retratos se basaron en una fotografía tomada por Goldsmith, quien acusa a Warhol de infringir sus derechos de autora. Por su parte, la Fundación reivindica un uso legítimo (fair use) de la fotografía, así como la autonomía conceptual de los retratos.

El pasado 12 de octubre, las partes presentaron sus alegatos. Aún no se conoce el sentido del fallo, pero se espera una decisión que cambiaría la concepción del fair use. La Corte determinará si los retratos creados por Warhol son obras de arte protegibles, en virtud del uso legítimo de la obra de Goldsmith, o si, por el contrario, configuran una infracción a derechos de autor. Esta controversia se originó en 2016, cuando Goldsmith dice haber conocido los retratos de Warhol, mediante publicaciones de la revisa Vanity Fair, tras la muerte de Prince.

¿En qué consiste el fair use?

El Derecho de Autor protege las creaciones intelectuales (artísticas, literarias, audiovisuales, etc.), reconociéndole a su creador diversas prerrogativas sobre la obra. No obstante, la Ley de Copyright estadounidense contempla la doctrina del fair use, con el fin de promover la libertad de expresión, permitiendo el uso de obras protegidas sin la autorización del autor y sin compensación alguna, siempre que sea un uso legítimo.

Para determinar cuándo un uso es legítimo, deben ponderarse 4 criterios: el propósito del uso; la naturaleza de la obra protegida; la cantidad y la relevancia del fragmento utilizado; y el efecto del uso en el mercado o en el valor de la obra protegida. Además, la Ley enuncia algunos ejemplos: cuando el uso tiene un propósito de investigación, crítica o enseñanza, no se configura una infracción. De cualquier modo, los criterios se ajustarán en cada caso.

¿Los retratos de Warhol son producto de un uso legítimo?

Cuando el uso tiene un propósito "transformador" (si agrega un carácter nuevo y relevante a la obra) es probable su amparo como fair use. En otros casos, la Corte ha reconocido que una obra es transformadora si transmite un significado diferente al de la obra original. De hecho, ese es el argumento de la Fundación: que la obra de Warhol obedece a un uso legítimo y transmite un mensaje o significado "fundamentalmente diferente al de la fotografía de Goldsmith"; argumento acogido en primera instancia por el Tribunal Federal de Manhattan. Sin embargo, la Corte de Apelaciones concluyó que la obra de Warhol no era suficientemente transformadora, por lo que infringía los Copyright de Goldsmith, argumentando que los tribunales no deben determinar el significado de las obras de arte, pues ello excede sus facultades.

Con todo, si la Corte Suprema resuelve que los retratos de Warhol no se amparan por el fair use, se limitarían las creaciones de artistas contemporáneos, que también transforman obras preexistentes imprimiéndoles un nuevo significado. Es irrefutable que el arte se alimenta continuamente de sí mismo, de modo que el alcance del fair use debería proteger dicha premisa.


El enlace ha sido copiado al portapapeles.
142
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.