Simbiosis Laboral

Autor: Luis Gabriel Arbeláez Marin

Agosto 11, 2021
136
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.


Hablemos sobre dos novedades legales en el mundo del Derecho Laboral la Ley 2101 del 15 de julio de 2021 "Por medio de la cual se reduce la jornada laboral semanal de manera gradual, sin disminuir el salario de los trabajadores y se dictan otras disposiciones" y el DUR 688 de 2021 "Por el cual se crea el apoyo para la generación de empleo para jóvenes dentro de la Estrategia Sacúdete".

No pretendo explicar los detalles de cada iniciativa, lo que si haremos es revisar lo que está pasando en el mundo laboral, recordando que las relaciones laborales son un escenario donde intervienen dos partes, un empleador y un trabajador y que deben vivir en una sinergia tal que les permita a los dos sentirse satisfechos, el uno con un ingreso permanente para su sustento y el otro que pueda ver el fruto de su inversión.

La ley 1201 de 2021 determino que la jornada máxima de trabajo pasaría de 48 horas a 42 horas a la semana, al reducir la jornada laboral en los próximos años, el impacto familiar puede ser benéfico siempre y cuando el trabajador con este tiempo extra lo dedique a su familia y en su crecimiento personal, con estudio, una actividad lúdica que le permita aliviar el stress, en fin, posibilidades hay muchas, pero lo que no puede darse es que se tome como un tiempo muerto para fines diversos que contradigan la iniciativa de la ley que es el bienestar del trabajador.

Por el otro lado en esta relación simbiótica, en acogida de esta iniciativa, se debe desmentir con hechos el temor que se tiene por los empleadores en cuanto a bajar la producción, para ello los trabajadores que van a ver reflejado en su calidad de vida esta reducción laboral, sin disminuir su salario, están en la obligación de dedicar su tiempo laboral a una efectiva y demostrable realización de la labor para la cual fueron contratados, no más "hora nalga" a nadie le pagan por estar calentando una silla, si algo nos ha enseñado esta nueva realidad laboral es que podemos cumplir nuestros objetivos diarios y no necesitamos monitoreo todo el tiempo.

Por su parte el Decreto 688 de 2021 que acertadamente expide el Gobierno Nacional en cabeza del Ministerio del Trabajo buscando incentivar el empleo joven dándole a los empleadores durante 12 meses un subsidio en el salario a pagar a ese joven contratado.

De cumplirse a conciencia por los empleadores esta iniciativa lograremos que un sector de la población que por su falta de experiencia viene siendo discriminado, o quien de ustedes queridos lectores no pasaron por la situación de llegar a pedir el primer empleo y les exigieron experiencia, quedando frustrados y con la pregunta de cómo la consigo (la experiencia) sino me dan empleo.

En términos generales estas dos iniciativas son de muy buen recibo así mismo podríamos citar muchas más que vienen o buscar unas nuevas, pero mientras no cambiemos el chip que nos hace creer que empleador y trabajador deben ser polos opuestos que solo buscan explotarse y sacar el máximo beneficio para si a costa del otro y mientras no entendamos, que como lo dije al principio, debe haber una simbiosis ente las dos partes de la relación laboral, no servirán las reformas laborales en cualquier dirección que se pretendan.

El llamado entonces que quiere recalcar estas líneas es a que veamos que la relación laboral debe ser dos caminando hacia la misma parte, que los trabajadores no son robots y que los empleadores no son cajeros automáticos.

El enlace ha sido copiado al portapapeles.
136
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.